La Ventaja de Tener Abogado: ¿Lujo o Necesidad?

La Ventaja de Tener Abogado: ¿Lujo o Necesidad?

Algunas personas, en cuanto puedan después de un accidente, corren con prisa hacia el teléfono para hablar con el ajustador de seguros—en vez de buscar con prisa a su abogado o abogada. El ajustador no es una persona obligado por ley de tratar con justicia al que le llama, y, sin que la persona lesionada se de cuenta, hay un montón de cosas que están tomando lugar durante la llamada de las cuales él o ella está completamente inconsciente.

Nuestro cliente imaginario en el teléfono contesta obedientemente a muchas preguntas—con precision y honestidad, hasta el límite de su abilidad. Mientrastanto, el ajustador experto, bien entrenado, en el otro lado de la línea, sigue una línea de preguntas estratégica y procedente de un guión, el mayor propósito de la cual es lograr hacer que la persona que llama diga que no está lesionada, cuando sí lo está, o hacerle expresar su dolor en términos de poca gravedad en vez de contar la historia completa y de manera verdadera. Todo el tiempo, lo mas probable es que se está grabando la llamada para que todo lo que se dice pueda ser utilizado en su contra, si así lo vea necesario la compañía de seguro, en el futuro.

Para una persona herida en un accidente automovilístico, contratar a un abogado no es un lujo—es una necesidad. Mas allá de ser un “servicio de conveniencia,” tener a un abogado que represente su caso de lesión personal le protege como escudo de las muchas trampas que no sabría evitar una persona no entrenada en este área de leyes—además, muchos ni siquiera saben que existen estas trampas. Entre mas pronto hable Ud. con un abogado, mas pronto terminarán las conversaciones grabadas con el ajustador, y menos tendrán ellos para usar en su contra.

En cuanto Ud. contacte a Joyce Law Firm, arreglamos para Ud. un vehículo de renta si es que se le ofrece uno, la carga se traslada de los hombros suyos a los nuestros, y tomamos nosotros su lugar en el teléfono con el ajustador de seguros—nosotros empezamos el proceso de negociaciones para Ud.